lunes, 20 de marzo de 2017


CINE: EL VIAJANTE

CINE
EL VIAJANTE


El tan experimentado director iraní - en su haber cuenta ya con Nader y Simin. Una separación‘. - Asghar Farhadi hace de esta su última película “El viajante” estrenada en España el 3 de marzo de 2017, una obra maestra, ganadora de los premios al mejor actor, Shahab Hosseini, en el Festival de Cannes 2016, ello sin menosprecio de la interpretación magistral del resto de los actores. y al mejor guion en el 69º Festival de Cannes y Oscar a la mejor película de habla no inglesa, a la vez simbólica y critica con la mentalidad de la época, y con la idiosincrasia iraní. Y es que Emad (Shahab Hosseini) y Rana (Taraneh Alidoosti) representan en esta ocasión un drama, ya que, ante el ultraje, solo cabe la venganza. Nadie se puede imaginar el final, nadie que no conozca la obra de Arthur Miller, “Muerte de un viajante”, y es que el autor aprovecha la obra del clásico inglés para crear algo diferente y paralelo. Es el teatro el artesonado simbólico de la obra La trama teatral superada por la realidad en la que ya en el principal el edificio en el que el protagonista habita, se derrumba



SONIDOS EN LA MEMORIA

21 DE MARZO,
DIA INTERNAICONAL DEL SINDROME DE DOWN

El martes 21 de marzo se celebró en todo el mundo el Día Mundial del Síndrome de Down, la fecha más señalada del año para este colectivo. Para conmemorarlo, os propongo que leáis el capítulo 55 de mi libro horizonte al noroeste publicado por Vitruvio en el año 2011 Sus cincuenta y siete fotorerelatos tienen nombre propio.
Cincuenta años después las personas que de niño marcaron mi vida, siguen teniendo nombre propio. 
José Manuel Núñez Barreiros, gallego, hijo de guardia civil, no tuvo hermanos. No sé si vive. Tenía el síndrome de Down Lo supe mucho después, pero este es mi homenaje.

SONIDOS EN LA MEMORIA”
“Tiene la cara redonda y unos ojos buscadores de luz.      
Le gusta correr por la carretera guiando una llanta de bicicleta con un gancho de hierro, haciendo un ruido infernal. Es el juego del aro.
A veces yo le sigo con otro igual, compitiendo, para ver cuál delos dos suena más fuerte.
Siento por él un cariño especial, imperecedero. Es más que mi amigo.
Años después descubro que aquella mirada, aquella cara tan redonda, es propia de las personas que padecen síndrome de Down.”